Incapacidades laborales y cómo calcularlas correctamente

Las incapacidades laborales son una de las variables en las que más se equivocan las empresas al pagar la nómina.

Aunque pareciera ser un proceso sencillo, el cálculo de días y de bases, confunde a muchos…

Hace unas semanas me llamó un viejo amigo a contarme que el contador había terminado el contrato con la empresa y que ahora era él era el encargado de liquidar la nómina.

Todo iba bien hasta que uno de sus empleados estuvo incapacitado por 21 días por un lumbago causado por sus labores en el trabajo….

Y cuando Juan, mi amigo, fue a liquidar la nómina del mes hizo el cálculo basándose en un porcentaje del salario diario y no en el 100% de su ingreso.

Antes de que eso pasara Juan tenía claros los conceptos básicos de las incapacidades laborales:

Tipos de incapacidades laborales

El  primer tipo es por enfermedades o accidentes que no estén asociadas o implicadas en alguna labor del trabajo.

El segundo es la incapacidad laboral por enfermedades profesionales, en donde la salud del empleado si se ve afectada por ejecutar sus tareas del día a día en el trabajo.

En cualquiera de estos casos, las incapacidades laborales pueden ser permanentes (el empleado debe ser pensionado) o parciales (el empleado necesita un tiempo de recuperación para luego retomar sus labores).

Lo que Juan no sabía y se enteró después de haber metido las patas en la nómina, era que dependiendo del tipo de incapacidades laborales, se hace un proceso específico en los cálculos:

Cómo calcular una incapacidad laboral

Cuando es una incapacidad por enfermedad o accidente:

Los primeros 3 días están a cargo del empleador y a partir de esto la EPS del empleado asume los gastos económicos.

La liquidación para pagarle al trabajador en este caso es del 66.67% de su salario diario (y este valor no puede ser inferior al salario mínimo diario vigente).

La EPS liquida sobre el ingreso base de cotización y sobre esto realiza el pago a la empresa de la siguiente manera:

0 – 90 días ——– 66.67%

91 – 180 días —— 50%

Cuando es una incapacidad laboral por enfermedad profesional:

Los primeros 2 días están a cargo del empleador y a partir de este momento la ARL que cubre a la empresa se encargará del proceso.

En caso de que el empleado no esté afiliado a un sistema de Riesgos Laborales, la empresa es el responsable económico de la situación. Y, si el empleado no recupera su capacidad para laboral, el empleador debe pensionarlo.

Juan se dió cuenta de que había hecho el pago de nómina a este empleado de manera incorrecta porque su jefe, con mucha rabia, le preguntó por qué uno de sus empleados estaba a punto de demandarlo por un pago menor a lo debido.

Juan habló con el empleado para explicarle lo ocurrido y realizó de nuevo el pago de manera correcta. El empleado entendió y el problema se solucionó…

Pero cada vez Juan se sentía más intranquilo cuando tenía que liquidar la nómina. Me llamó porque quería que lo capacitara en temas de nómina, pero terminó con una solución más rápida y eficiente.

Le dije que si no quería seguir sufriendo por los cálculos manuales de la nómina y de las incapacidades laborales, lo más recomendable era volver automático el proceso.

Creamos juntos una cuenta en Nominapp, le expliqué cómo usarla y en menos de 15 minutos tenía la nómina lista con todos los valores correctos.

Cuando se trata de cálculos manuales, con formulas y archivos, el cuidado y dedicación debe ser mucho mayor…

Para ahorrar tiempo y evitar errores, puedes crear una cuenta 100% gratuita como lo hizo Juan haciendo clic aquí: www.nominapp.com 

0 Shares:
You May Also Like